Mear en la ducha ¿Es bueno o malo? Te lo dice un urólogo

Orinar en la ducha es definitivamente una de esas cosas de las que la gente no habla abiertamente, pero eso no significa que no sea común. De hecho, el 76% de las personas admitió hacerlo en una reciente encuesta de Showers to You, una empresa de baños y duchas con sede en el Reino Unido. Lo que lleva a un montón de preguntas.

Una respuesta corta a todas ellas: Está bien orinar en la ducha. Eso es según el Dr. Jamin Brahmbhatt, urólogo de la Clínica PUR y profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la UCF en Florida, que sabe más sobre la orina que la mayoría de la gente.

Sin embargo, si decides orinar en la ducha, es mejor hacerlo en tu propia ducha y no en una pública, lo cual, admitámoslo, es bastante asqueroso. “En general, la orina es estéril ya que no tiene organismos ‘vivos'”, dice el Dr. Brahmbhatt a Salud. “Pero no siempre es así, ya que alguien podría tener una infección del tracto urinario. Además, la orina podría recoger algunos bichos en el final de la uretra al salir”.

Ya que estamos hablando de pis, vayamos al grano. ¿Qué hay exactamente en la orina? “Dependiendo de la cantidad de líquido que ingiera, cerca del 90% de la orina es agua”, dice el Dr. Brahmbhatt. “El resto son sales y compuestos que se filtran fuera de tu cuerpo”. Este material extra en la orina puede variar, pero se basa en lo que ha bebido o comido, así como en los medicamentos que ha tomado y las sustancias que ha utilizado, añade.

El hecho de que la orina sea básicamente agua con algunas sales añadidas significa que es muy improbable que cause algún daño al plato de la ducha o al desagüe, si eso es lo que preocupa. “Si se piensa en ello, la orina es probablemente más ‘limpia’ que lo que se quita de la piel durante una ducha por la mañana o después de un entrenamiento en el gimnasio”, dice el Dr. Brahmbhatt. “Probablemente no sea diferente del agua que sale del grifo en cuanto a su efecto en el entorno físico”.

Si todavía te asusta la idea de orinar accidentalmente en los pies, bueno, al menos estás en el lugar adecuado para un lavado rápido. ¿Y si tienes un corte u otra herida en el pie? “Probablemente no sea gran cosa”, dice el Dr. Brahmbhatt. “Hay personas que se lanzan usando la orina como antiséptico; es decir, cuando tienes una herida abierta, puedes orinar sobre ella para ayudar a evitar la infección. Pero la ciencia detrás de esta teoría no es particularmente fuerte”.

En resumen: Es muy poco probable que orinar en la ducha te haga daño. Así que ya sea como parte de tus esfuerzos para ahorrar agua (no hay necesidad de tirar de la cadena) o simplemente no puedes detener el flujo a veces, no te castigues por usar la ducha como un inodoro.

Deja un comentario