¿Cambia el tamaño de la vagina con el sexo o con el parto?

Siempre intentamos llegar al fondo de todos los rumores sobre salud sexual y sexualidad, y uno que nos ha preguntado bastante es sobre la vágina y si hay alguna razón para que se ensanche o creaca en tamaño. Este dice que el tamaño de la vagina de una mujer está relacionado con la cantidad de sexo que ha tenido. Cuanto más tiempo pase teniendo sexo, el rumor dice que su vagina será más grande y ancha.

¿Es posible que una vagina se ensanche o afloje por el sexo?

“A menos que esté realizando prácticas fuera de lo común, yo diría que absolutamente no”, dice la Dra. Alyssa Dweck, obstetra y ginecóloga en Nueva York. “La vagina es un área increíblemente indulgente, muy rica en nervios y suministro de sangre… así que el coito tradicional entre el pene y la vagina no va a causar ningún estiramiento permanente, aunque las cosas se estiren en el momento, por supuesto”.

Esto es lo que quiere decir con eso. Cuando te excitas, tu vagina se lubrica naturalmente, y se expande y ensancha para acomodar un pene. Pero todo esto se invierte una vez que el estado de excitación y el sexo ha terminado, dice el Dr. Dweck. “La vagina es más un estado potencial. La abertura puede ser creada, pero no se termina con una vagina abierta sólo porque se ha tenido sexo”, explica.

Hay una excepción a esto, según la Dra. Dweck. Después de las primeras relaciones sexuales, la vagina estará más abierta porque lo más probable es que haya sido cubierta previamente por el himen, la delgada membrana de tejido que cubre la abertura vaginal con la que todas las mujeres nacen. Pero esto no es un hecho, especialmente porque el himen pudo haberse roto antes, por ejemplo, usando tampones o incluso haciendo deporte. E incluso sin el himen, el canal vaginal no se agranda, añade.

¿Puede el parto hacer que la vagina sea más grande?

Si el sexo no tiene un efecto de aflojamiento en la vagina, ¿qué lo tiene, si es que lo tiene? Tener un bebé a través de un parto vaginal. El parto puede estirar permanentemente el canal y la abertura vaginal, especialmente si se utiliza un instrumento como las pinzas o el vacío durante el parto.

“Un bebé de 4,5kg podría pasar por la vagina, y aunque las cosas no vuelvan a ser 100% iguales después de eso, seguro que vuelven a ser casi normales”, dice el Dr. Dweck. Sin embargo, una mujer que tiene una enorme laceración durante el parto o una gran episiotomía es menos probable que vuelva a su tamaño anterior al bebé y se sienta.

La Dra. Sherry A. Ross, MD, obstetra y ginecóloga del Providence Saint John’s Health Center en el sur de California y autora de She-ology, dice que una pareja bien dotada también puede hacer que las cosas se aflojen, pero sólo en la abertura vaginal, no en toda la vagina misma. Pero incluso ese aflojamiento no es tan sustancial o notorio. “Su vagina acomoda bastante bien al pene”, dice el Dr. Ross. “Quiero decir que para estirar realmente la vagina, necesitas un bebé que la atraviese”.

El tamaño de tu vagina, ya sea que se haya ensanchado gracias al parto o a una pareja con un pene grande, no es algo que necesariamente permanezca igual toda tu vida. Una vez que una mujer atraviesa la menopausia, explica el Dr. Ross, la entrada de la vagina puede encogerse y apretarse más si no está teniendo relaciones sexuales con la misma frecuencia que antes. La Dra. Dweck atribuye este estrechamiento a la disminución de la producción de estrógeno que ocurre después de la menopausia.

¿Qué hay de todos los chistes que hacen los hombres sobre tener sexo con una mujer que tiene la vagina grande? No les creas, es poco probable que un hombre pueda notar la diferencia. “Creo que los hombres pueden saber cuando una mujer es virgen, y probablemente pueden saber si alguien ha tenido dos bebés o ha tenido un parto vaginal”, dice el Dr. Ross. “Pero no creo que realmente vayan a notar mucha diferencia… a menos que un hombre tenga un pene muy pequeño”. (también te puede interesar el artículo sobre el tamaño medio del pene)

Deja un comentario